CÓMO OPTIMIZAR MI AHORRO

TOMA CONSCIENCIA SOBRE TUS GASTOS

Lo primero que debemos hacer, como siempre, es analizar nuestro punto de partida. Y desde ahí optimizar tu ahorro. Tenemos que tomar conocimiento de todos y cada uno de nuestros gastos. Tanto los puntuales o extraordinarios como los habituales. Para ello tenemos que enumerarlos uno a uno sea en papel o en un excel. Los gastos anuales dividirlos en mensualidades. Por poner un ejemplo, si pagamos 360€ de seguro de hogar, sumaríamos a nuestro gasto mensual 30€ correspondientes a dicho seguro.

Una vez los tengamos todos anotados solo habrá que restar esos gastos a nuestro total de ingresos y el resultado nos mostrará nuestro nivel de ahorro actual.

TASA NEGATIVA DE AHORRO

Si el resultado es negativo, tenemos un problema. Estamos cometiendo el más grave de los errores en este asunto que nos ocupa, vivimos por encima de nuestras posibilidades. Y eso hay que solucionarlo de raíz.

Toca recortar gastos, empezando como siempre haremos en estos casos por los que nos cuesten un tipo de interés mayor. Es vital comprender que una persona financieramente independiente siempre tiene que financiarse a un tipo de interés inferior al que invierte. Ya profundizaremos en esto en un próximo post.

Si tenemos gastos asociados a pagos aplazados con tarjetas de crédito con intereses abusivos o debemos una letra de un coche o casa por un incumplimiento de pago, esos serán los primeros gastos a eliminar, de no hacerlo generará unos gastos inmensos.

Solo hay que dejar de usar inmediatamente esa tarjeta, al menos en su modalidad aplazada y fijar los pagos en “pago fin de mes”. E ir liquidando las cantidades pendientes con la mayor celeridad posible.

En el orden de eliminación le seguirán los gastos innecesarios, sean grandes o pequeños.

¿CUÁLES SON MIS GASTOS INNECESARIOS?

Habitualmente se promueve el comienzo del ahorro dejando de fumar, ahorrando en el recibo de la luz, etc…

Es seguro que cuanto más podamos aportar a nuestro ahorro, mejor, pero no podemos asociar determinados actos al ahorro o serán difíciles de sostener en el tiempo. Me explico, si dejas de fumar, hazlo por tu salud y si con ello ahorras, genial. Si apagas la luz, pones la colada a determinadas horas y demás medidas que te permitan ahorrar en el recibo de la luz, hazlo por el medioambiente o porque quieres, pero no por ahorrar.

El ahorro debe provenir de las cosas que no necesites, que no te hagan feliz.

REVISA TUS RECIBOS

A nadie le hace feliz pagar más por lo mismo, si necesitas un servicio determinado, a igual calidad del propio servicio tenemos que ajustar al máximo el precio que pagamos por él. Para lo cual deberemos sondear las mejores ofertas existentes para dicho servicio. Aunque os parezca increíble en la mayoría de los casos con hacer esto bien una vez puede bastar y no tener que revisarlo en unos años. No hay que obsesionarse con esto y estar mirándolo cada dos por tres, ni bajar la calidad del servicio que necesitamos.

Hay que pensar que si entre todos nuestros recibos somos capaces de ahorrar 100€ mensuales, que es más fácil de lo que se puede pensar, conseguiremos ahorrar 1.200€ más solo en esta partida. Si nosotros no nos preocupamos de nuestros gastos, nadie lo hará.

RENEGOCIA TUS DEUDAS

Después de un primer repaso a nuestras deudas más nocivas (aplazamientos de tarjetas e impagos pendientes). Vamos a por las siguientes: préstamos personales, hipotecas, etc…

Siempre hay que estar atento a determinadas ventanas de oportunidad en las que nuestra entidad financiera esté especialmente predispuesta a renegociar las condiciones de nuestras deudas con ellos. En etapas de crisis o de especial preocupación de estas entidades por el aumento de su tasa de mora, suelen ser buenos momentos en los que abordar estos temas.

Normalmente esta opción de intentar renegociar tus deudas se desecha por una persona inexperta porque le puede parecer que el tratar de hacerlo puede trasladar una imagen de insolvencia, pero nada más lejos de la realidad. Tu entidad comprenderá que trata con alguien preocupado por sus finanzas y poco dado a contratar lo primero que le pongan por delante.

Una posible rebaja en el tipo de interés aplicado, una carencia temporal en el pago o un aumento del plazo bien negociados pueden llegar a suponer un ahorro mensual importante. Ahorro que podremos emplear en nuestras inversiones. Siempre tratando todo esto dentro de unos parámetros que trataremos en posteriores entradas.

EL AHORRO ES EL PRINCIPIO DE TODO

Obviamente sin ingresos no puede existir ahorro, pero el ahorro es el comienzo en el camino de la independencia financiera y en la creación de patrimonio. Debemos ser capaces de ahorrar lo máximo posible sin dejar de disfrutar nuestro día a día. Tenemos que disfrutar con todos y cada uno de los pasos de nuestro camino.

Déjame tus consultas y sugerencias en los comentarios o en la sección de contacto. Estaré encantado de leer vuestras aportaciones.

CÓMO AUMENTAR MIS INGRESOS

¿ESTOY CONTENTO CON MI TRABAJO?. ¿ME LLENA, ME SIENTO REALIZADO EN ÉL?

Este es uno de los motivos por el que muchas personas buscan la independencia financiera, porque no se sienten bien en sus trabajos o están aburridos de él o no se sienten valorados etc…Empecemos por el principio, trataremos como aumentar tus ingresos.

Muchos visualizan la independencia financiera como unas eternas vacaciones. Y quizá un descanso merecido durante un tiempo sea lo que todos deseamos…pero, ¿y después?. La mente humana tiene un poder enorme, está diseñada para crear y hacer cosas maravillosas. Durante un tiempo seguro que ese “no hacer nada” podría contentarte, ¿pero de verdad queremos una vida en la que no creemos nada que haga mejorar nuestra vida y la de los demás?.

No hay nada mejor que dedicarte a algo que te apasione, cobrar por algo que te llene y en lo que no te importe invertir el tiempo y las energías que hagan falta.

Si el ser albañil te hace feliz, sé el mejor albañil y crea espacios que hagan felices a tus clientes. Si lo que te gusta es escribir, escribe un libro que supere las expectativas de todo aquel que lo lea. Que se vea en tu trabajo que lo has puesto todo de ti. Si vas a hacer algo, hazlo con pasión.

Si tu trabajo no cumple esto que acabamos de comentar, la solución es fácil, busca algo que te apasione, estudia de que modo lo puedes rentabilizar y hazlo.

NO CAMBIES ORO POR COBRE

Si no estamos motivados en nuestro empleo todo se limita a un simple intercambio de oro por cobre, tiempo por dinero. Muchos se quejan porque no cobran lo suficiente según estiman que sería lo justo basándose en las horas que trabajan, en los años que llevan ya en la empresa, etc…

Pero en estos casos debemos hacernos estas dos preguntas: ¿cómo de fácil sería sustituirme en mi labor?, ¿cuánto valor aporto en mi tarea diaria?.

Para progresar en un trabajo, sea por cuenta propia o por cuenta ajena, hay que aportar valor. Si eres capaz de hacer algo que muy pocos hacen podrás cobrar mucho. Si haces un trabajo mediocre que muchos pueden hacer cobrarás poco. Es así de simple. Y esto no tiene nada que ver con el tipo de trabajo ni con los años que lleves haciéndolo. Si eres el mejor o uno de los mejores en lo tuyo podrás cobrar “lo que quieras”.

VENDE TODO LO QUE SOBRE

Vende todo aquello que no te sirva, todo lo que tienes en el trastero o en los cajones que no uses. De esta forma ayudarás al medioambiente, a tus compradores por obtener aquello que ya no quieres a un precio razonable y harás sitio en casa, que nunca está de más.

Esto te ayudará a valorar lo poco que usaste determinada prenda o aparato que compraste en un arrebato consumista y cuánto dinero has perdido al venderlo. De este modo cuando vayas a realizar la siguiente compra por impulso te lo pensarás dos veces antes de hacerla.

Eso sí, si tienes algo que te guste o que tenga cierto valor emocional de cualquier tipo no lo vendas bajo ningún concepto. Aquí solo va lo que sobra.

DIVERSIFICA TUS FUENTES DE INGRESOS / INGRESOS PASIVOS

Para avanzar en tu independencia financiera debes conseguir la mayor seguridad económica posible en cada momento según tu situación. Si solo dispones de una fuente de ingresos es una vulnerabilidad obvia la cual debes intentar solventar generando otras entradas de dinero, aunque sean pequeñas.

Como el tiempo que tenemos en el día es limitado a la hora de generar ingresos secundarios lo lógico es buscar generar ingresos pasivos. Lo principal a la hora de generarlos es entender que ningún ingreso estará libre al principio de una mínima inversión de tiempo y/o dinero por nuestra parte. Por tanto este no será pasivo hasta que alcancemos una fase en la cual solo tengamos que dedicarle una pequeña cantidad de tiempo para supervisar su buena marcha.

Me parece importante enfocarlos desde el principio como fuentes de ingreso alternativas porque mientras no sean totalmente pasivos conllevarán un esfuerzo adicional en nuestro día a día.

Lo lógico es iniciar un primer ingreso pasivo junto a la actividad principal y solo cuando este avance “solo” podremos pasar al siguiente.

Dedicaremos una entrada expresamente a propuestas de ideas sobre generación de ingresos pasivos.

MAXIMIZA TUS INGRESOS

Aunque sea una obviedad, cuanto mayores y diversos sean tus ingresos, más sólida será tu independencia financiera. A mayores ingresos, mayores tasas de ahorro e inversión seremos capaces de generar y más rápido conseguiremos avanzar en esa solidez financiera que perseguimos. Todos los pasos que hemos comentado y comentaremos en posteriores entradas no son de obligado cumplimiento para conseguir nuestra propia independencia financiera. Pero sí hay que conocer las distintas opciones y conceptos y cada uno aplicar los que crea oportunos. Esto es como un traje a medida, cada uno tiene que diseñar el que le siente bien, el que más se ajuste a su forma de entender la vida.

Déjame tus consultas y sugerencias en los comentarios o en la sección de contacto. Estaré encantado de leer vuestras aportaciones.

QUÉ ES LA INDEPENDENCIA FINANCIERA

EL ENTORNO

Vivimos en una sociedad en la que está mal visto hablar de dinero, hablar de que quieres progresar o de independencia financiera. Todo el mundo te dice que hay cosas más importantes, que hay que disfrutar, que la vida son tres días…

Lo cierto es que el no saber enfocar el tema del dinero, el no saber cómo funciona y como puede llegar a funcionar tu vida financiera causa una cantidad de sufrimiento y frustración infinitos.

Claro que hay cosas más importantes, la salud y el amor por ejemplo. Pero es que en esto también influye mucho el cómo te relaciones con tu mundo financiero. Sin la presión de ser un esclavo financiero se puede cultivar mucho más la salud física y sentimental tuya y de los tuyos.

Sea por uno mismo o por los que nos rodean, cada vez es menos opcional el no tomar acción, adquirir conocimientos y usarlos.

ALCANZA LA INDEPENDENCIA FINANCIERA

La independencia financiera se suele describir como un estado en el cual tus ingresos pasivos cubren tus gastos habituales y comienza a disfrutarse cuando esto sucede.  Siguiendo la versión más tradicional este estatus se alcanza tras numerosos años de sacrificio y tesón. Y terminamos por hacer hincapié en que cuanto antes se comience a ahorrar e invertir antes se empezará, con el paso del tiempo,  a hacer notar el enorme poder del interés compuesto.

Y todo lo anterior es cierto, pero no es mi forma de entenderlo, o no del todo. Para mí la independencia financiera es un camino que se comienza a disfrutar desde el primer momento en el cual tomas consciencia sobre cómo funciona todo el entramado financiero y sus recovecos. Digamos que antes veías la parte vistosa del telar y ahora ves cómo van entrelazados los hilos que lo componen.

Verás, si le hablas de independencia financiera en los términos “tradicionales” a un chico/a de 25 años lo verá como un montón de años de restricciones para poder disfrutar del producto de su esfuerzo. Y si lo haces con una persona de 65 años pensará que está muy bien el tema pero que por desgracia para él es tarde. Y nada más equivocado. Nadie sabe cuánto tiempo va a estar aquí, por lo que es vital empezar hoy mismo a tratar de ser libres.

DISFRUTA DE TU LIBERTAD DESDE EL PRIMER DÍA

La independencia financiera es maravillosa desde el momento en el que decides cual será el primero de tus pasos a dar para iniciar ese camino. Es fantástica desde el minuto uno, tengas 25 o 65 años. No hay que contemplarla como un fin, es una forma de entender la vida y disfrutarla.

La mayoría de las veces que he escuchado hablar sobre independencia financiera se plantea como una oportunidad para dejar ese trabajo que te oprime, esa ocasión de dejarlo todo y recorrer mundo, esa circunstancia que permitirá que no vivas con el miedo a que te echen del trabajo, del piso, etc…. Pero siempre planteándolo como algo que solo pasará si llegas a cubrir todos tus gastos a través de tus inversiones con el paso de los años.

Si quieres todo eso o cualquier otra cosa, razonable, podrá estar a tu alcance gracias a la independencia financiera, pero quizá no como crees o como nos han venido contando. Tal vez tienes un trabajo que no te gusta y ya intentaste de todo en él para cambiar eso, quizá la solución sea buscar otro mejor. Si quieres viajar, viaja. Si tienes miedo a cualquiera de las cosas anteriores, dejarás de tenerlo cuando comiences a comprender que puedes controlar más cosas en tu vida financiera de las que piensas.

Entendedme bien, hay mil formas de alcanzar la independencia financiera y entiendo perfectamente el planteamiento “tradicional”, de hecho lo comparto hasta cierto punto, pero no participo de la idea del todo o nada que se plantea en él.

Hoy mismo puedes empezar a cambiar cosas de tu vida financiera y cada día notarás sí o sí que el paso que diste ayer quedó atrás y que estás avanzando en la buena dirección.

LOS PILARES DE LA INDEPENDENCIA FINANCIERA

La verdadera independencia financiera se sustenta en 3 pilares:

Trataremos a fondo cada uno de estos puntos en posteriores entradas. No se trata solo de pensar que cuanto más mejor en cada uno de los puntos anteriores. Obviamente es así, pero existen muchas formas de conseguir hacer un buen trabajo en cada punto.

Me llamo Juanma y mi intención es compartir post tras post herramientas y conocimientos para ayudaros a conocer, iniciar o avanzar este camino que os presento. Mi propuesta en este blog es que disfrutemos juntos de ese camino.

Déjame tus consultas y sugerencias en los comentarios o en la sección de contacto. Estaré encantado de leer vuestras aportaciones.