CÓMO OPTIMIZAR MI AHORRO

Todo ahorro comienza por una primera moneda

TOMA CONSCIENCIA SOBRE TUS GASTOS

Lo primero que debemos hacer, como siempre, es analizar nuestro punto de partida. Y desde ahí optimizar tu ahorro. Tenemos que tomar conocimiento de todos y cada uno de nuestros gastos. Tanto los puntuales o extraordinarios como los habituales. Para ello tenemos que enumerarlos uno a uno sea en papel o en un excel. Los gastos anuales dividirlos en mensualidades. Por poner un ejemplo, si pagamos 360€ de seguro de hogar, sumaríamos a nuestro gasto mensual 30€ correspondientes a dicho seguro.

Una vez los tengamos todos anotados solo habrá que restar esos gastos a nuestro total de ingresos y el resultado nos mostrará nuestro nivel de ahorro actual.

TASA NEGATIVA DE AHORRO

Si el resultado es negativo, tenemos un problema. Estamos cometiendo el más grave de los errores en este asunto que nos ocupa, vivimos por encima de nuestras posibilidades. Y eso hay que solucionarlo de raíz.

Toca recortar gastos, empezando como siempre haremos en estos casos por los que nos cuesten un tipo de interés mayor. Es vital comprender que una persona financieramente independiente siempre tiene que financiarse a un tipo de interés inferior al que invierte. Ya profundizaremos en esto en un próximo post.

Si tenemos gastos asociados a pagos aplazados con tarjetas de crédito con intereses abusivos o debemos una letra de un coche o casa por un incumplimiento de pago, esos serán los primeros gastos a eliminar, de no hacerlo generará unos gastos inmensos.

Solo hay que dejar de usar inmediatamente esa tarjeta, al menos en su modalidad aplazada y fijar los pagos en “pago fin de mes”. E ir liquidando las cantidades pendientes con la mayor celeridad posible.

En el orden de eliminación le seguirán los gastos innecesarios, sean grandes o pequeños.

¿CUÁLES SON MIS GASTOS INNECESARIOS?

Habitualmente se promueve el comienzo del ahorro dejando de fumar, ahorrando en el recibo de la luz, etc…

Es seguro que cuanto más podamos aportar a nuestro ahorro, mejor, pero no podemos asociar determinados actos al ahorro o serán difíciles de sostener en el tiempo. Me explico, si dejas de fumar, hazlo por tu salud y si con ello ahorras, genial. Si apagas la luz, pones la colada a determinadas horas y demás medidas que te permitan ahorrar en el recibo de la luz, hazlo por el medioambiente o porque quieres, pero no por ahorrar.

El ahorro debe provenir de las cosas que no necesites, que no te hagan feliz.

REVISA TUS RECIBOS

A nadie le hace feliz pagar más por lo mismo, si necesitas un servicio determinado, a igual calidad del propio servicio tenemos que ajustar al máximo el precio que pagamos por él. Para lo cual deberemos sondear las mejores ofertas existentes para dicho servicio. Aunque os parezca increíble en la mayoría de los casos con hacer esto bien una vez puede bastar y no tener que revisarlo en unos años. No hay que obsesionarse con esto y estar mirándolo cada dos por tres, ni bajar la calidad del servicio que necesitamos.

Hay que pensar que si entre todos nuestros recibos somos capaces de ahorrar 100€ mensuales, que es más fácil de lo que se puede pensar, conseguiremos ahorrar 1.200€ más solo en esta partida. Si nosotros no nos preocupamos de nuestros gastos, nadie lo hará.

RENEGOCIA TUS DEUDAS

Después de un primer repaso a nuestras deudas más nocivas (aplazamientos de tarjetas e impagos pendientes). Vamos a por las siguientes: préstamos personales, hipotecas, etc…

Siempre hay que estar atento a determinadas ventanas de oportunidad en las que nuestra entidad financiera esté especialmente predispuesta a renegociar las condiciones de nuestras deudas con ellos. En etapas de crisis o de especial preocupación de estas entidades por el aumento de su tasa de mora, suelen ser buenos momentos en los que abordar estos temas.

Normalmente esta opción de intentar renegociar tus deudas se desecha por una persona inexperta porque le puede parecer que el tratar de hacerlo puede trasladar una imagen de insolvencia, pero nada más lejos de la realidad. Tu entidad comprenderá que trata con alguien preocupado por sus finanzas y poco dado a contratar lo primero que le pongan por delante.

Una posible rebaja en el tipo de interés aplicado, una carencia temporal en el pago o un aumento del plazo bien negociados pueden llegar a suponer un ahorro mensual importante. Ahorro que podremos emplear en nuestras inversiones. Siempre tratando todo esto dentro de unos parámetros que trataremos en posteriores entradas.

EL AHORRO ES EL PRINCIPIO DE TODO

Obviamente sin ingresos no puede existir ahorro, pero el ahorro es el comienzo en el camino de la independencia financiera y en la creación de patrimonio. Debemos ser capaces de ahorrar lo máximo posible sin dejar de disfrutar nuestro día a día. Tenemos que disfrutar con todos y cada uno de los pasos de nuestro camino.

Déjame tus consultas y sugerencias en los comentarios o en la sección de contacto. Estaré encantado de leer vuestras aportaciones.

2 opiniones en “CÓMO OPTIMIZAR MI AHORRO”

  1. Sí señor, importantísima entrada esta. Aunque el único matiz en el que no lo suscribo al completo es <>. Ciertos hábitos, o malos hábitos, pueden ayudarnos a ahorrar, aunque claro está, no supondrán un montante considerable.
    Enhorabuena por tu iniciativa y tu trabajo para mejorar nuestra economía y nuestra vida.

    1. Tienes toda la razón, algunos de nuestros hábitos pueden ayudar a definir gran parte de nuestro avance y el modo en que vivamos nuestra independencia financiera. Intentaremos ahondar un poco más en esos hábitos que nos ayudan o no en posteriores entradas.
      Muchísimas gracias por tu aportación y apoyo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *